¿Cómo sé si mi hijo necesita ortodoncia?

mi hijo necesita ortodoncia

Más vale prevenir que curar. Y esto mismo ocurre en la ortodoncia. Detectar cuando somos pequeños posibles problemas de ortodoncia evitará problemas y complicaciones del futuro. Por eso, hoy os vamos a contar cómo saber si nuestro hijo necesita ortodoncia. 

Decíamos que más vale prevenir que curar por ello, aconsejamos, que aunque a simple vista no parezca que exista ninguna patología bucal, hacer revisiones al ortodoncista para que pueda detectarlas. ¡Con el odontopediatra no basta!

 

Señales para saber si mi hijo necesita ortodoncia 

  • Respira por la boca: Si de manera habitual en lugar de respirar por la nariz respira por la boca, tendrá problemas en la mordida. La boca al no descansar en su posición natural y estar siempre abierta, se puede desarrollar una cara alargada con mandíbulas estrechas. Como consecuencia, los dientes adultos crecerán en un espacio más reducido. Además de que no descansan bien y suelen tener ojeras.
  • Apiñamiento, superposición, dientes torcidos…: Si detectas que los dientes se están montando unos encima de otros, que no están alineados, que crecen torcidos… puede que no sea únicamente porque están desarrollándose sino porque se van a fijar así. Por eso es conveniente acudir al dentista y ponerle solución lo más pronto posible.

  • Se chupa mucho el dedo o utiliza de manera habitual el chupete: Succionar constantemente el chupete o el dedo puede producir problemas bucales; llevar los dientes inferiores hacia atrás o los superiores hacia delante.

  • Espacio entre los dientes: Si detectas un excesivo espacio entre los dientes de tu hijo deberías acudir al ortodoncista. El espacio puede deberse a que los dientes son más pequeños de lo que deberían ser, que le falta alguno de ellos, porque el arco dental es demasiado ancho, o porque el frenillo tiene una inserción muy baja.

  • Problemas en la mordida: Cuando tu hijo mastica solo por un lado de la mandíbula o con las palas, por ejemplo, lo más seguro es que se deba a algún problema bucal. Deberás detectar si es una manía (la cuál también hay que corregir) o sí se debe a que muerde de esa manera provocado por una molestia, un dolor.

Tanto si detectas alguna de las señales que hemos nombrado o cualquier otra mínima pista que llame la atención, recomendamos que asistas al dentista para comprobar si realmente padece o no un problema y, así, poder ponerle una solución lo más temprano posible.

 

………..

🔹 ¡Te esperamos en la primera visita gratuita!
📞 963 203 305 – 649 826 164
📍 Gran Vía Fernando el Católico 18 bajo, Valencia
🔗 ¡Entérate de todo a través de nuestras redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *